Búsquedas

Agua de linaza casera


Muchas veces hemos elogiado las virtudes beneficiosas de las semillas de lino, y hoy hablaremos de una bebida natural que se obtiene de la infusión de estas semillas: el agua de linaza. Precisamente por sus propiedades nutricionales y terapéuticas, las semillas de lino son muy apreciadas en la industria alimentaria y biocosmética: se utilizan como ingrediente básico en la preparación de ensaladas, galletas y zumos y también son un gran aliado para la belleza de la piel y pelo.

Beneficios del agua de linaza

Aunque las semillas de linaza se pueden tomar solas o además de diversas preparaciones, no subestimes la posibilidad de preparar en casa la famosa agua de linaza a la que se suele añadir un poco de zumo de limón para potenciar los beneficios.

Las semillas de lino tienen una gran cantidad de fibra, ácidos grasos Omega 3 y compuestos antioxidantes que favorecen el buen funcionamiento de las células del organismo. Gracias a estas propiedades nutricionales, el consumo regular de agua de linaza puede aportar numerosos beneficios para la salud, previniendo diversas enfermedades.

La salud del corazón

Dado que las semillas de lino contienen una buena cantidad de ácidos grasos Omega 3 y mucílagos, su consumo regular puede mejorar los niveles de colesterol y triglicéridos, especialmente para quienes tienen problemas en este sentido.

Gracias a esta propiedad y al efecto anticoagulante, el agua de lino es capaz de mejorar la circulación, reducir la presión arterial y regular el proceso inflamatorio del organismo que es una de las principales causas de los problemas cardíacos.

Salud de la sangre

Las semillas de lino tienen un alto contenido de mucílago, una fibra soluble que regula los niveles de glucosa en sangre. Además, aportan ácido alfa-linoleico, un nutriente que no cura la diabetes, pero que reduce la necesidad de insulina de los pacientes.

Salud del sistema digestivo

Debido a la alta presencia de fibra, la ingesta regular de agua de lino puede prevenir el estreñimiento, la acidez del estómago y los gases intestinales y otras dificultades que pueden comprometer la regularidad natural de una persona.

El agua de linaza actúa como tónico calmante, ideal para reducir los síntomas de gastritis e indigestión. Además, tiene un efecto gastroprotector que ayuda a prevenir enfermedades crónicas de este sistema.

Salud del cabello

Gracias al aporte de vitaminas B y vitamina E, se puede aplicar agua de lino al cabello para fortalecerlo y combatir la caída del cabello. Los aceites esenciales, junto con los antioxidantes y la fibra, estimulan la circulación, favoreciendo así el crecimiento del cabello y reduciendo problemas como la sequedad. Por si fuera poco, es un gel natural para controlar el encrespamiento, hidrata naturalmente el cuero cabelludo y le da al cabello un brillo natural.

Salud de la piel

Para una piel bella y limpia, puede utilizar agua de linaza de dos formas: consumo o aplicación tópica. El mucílago y la pectina tienen una acción emoliente y antibacteriana que repara y protege la piel de diversos problemas. Las principales propiedades del agua de linaza para el cuidado de la piel incluyen:

  • Alivia la psoriasis y el eccema.
  • Tiene una acción calmante sobre las quemaduras solares.
  • Limpia la piel y elimina las impurezas.
  • Previene el envejecimiento prematuro.
  • Tonifica y ayuda a cerrar los poros.
  • Ayuda a reducir el exceso de sebo y el acné.

Cómo preparar agua de linaza

Ingredientes

  • 20 gramos de semillas de lino
  • 1 litro de agua
  • El jugo de 1 limón

Preparación

  1. Hervir el litro de agua en un cazo
  2. Cuando empiece a hervir, agrega las semillas de lino y déjalas cocinar por otros 3 minutos.
  3. Retirar la cacerola del fuego, esperar a que se enfríe y filtrar el líquido obtenido eliminando los restos de las semillas de lino.
  4. Vierta la bebida en una botella de vidrio y agregue el jugo de limón.


Video: Fresco de Linaza (Octubre 2021).