Entrevistas

Orti Urbani Garbatella: donde se produce la crisis


Siembra y ve las plántulas germinadas, descubre la lentitud de los caracoles y sorpréndete cuando salen las papas del suelo, las plantadas un tiempo antes, luego apuesta por hurgar en la tierra para recuperarlas todas. Junto a experimentos en jardines biodinámicos, uso de compostadores, y luego fiestas con la participación de todo el barrio. No es un cuento de hadas, es lo que es Anna Maria Baiocco con muchos amigos de Legambiente y no, creó en Roma, en Garbatella, donde la crisis se hace sentir pero no renunciamos a sembrar, cultivar hortalizas y esperanzas. Todos juntos con pasión.

1) Orti Urbani en Roma, ¿de qué se trata?

El proyecto "Jardines Urbanos Garbatella" forma parte del compromiso de más de diez años de Circolo Garbatella de Legambiente para crear un parque público en un área de 45.000 metros cuadrados destinados a zonas verdes por el Ayuntamiento de Roma desde 1996 y nació en 2009 de la reunión de numerosas asociaciones locales que conforman una Coordinación de Jardines Urbanos de Garbatella. Los objetivos de los 2.000 metros cuadrados de área ahora destinados a huertos son: proteger las áreas verdes de la especulación de la construcción, producir apoyo a los ingresos, desarrollar modelos de autoproducción, autoconsumo y autoorganización según las necesidades, desarrollar momentos de sociabilidad y encuentro, recuperación de una cultura campesina que también puede involucrar al barrio y las escuelas. De esta manera, somos capaces de brindar apoyo a los ingresos, ayudando a sacar a muchas personas mayores del aislamiento, reduciendo también la distancia entre generaciones que conviven y muchas veces se ignoran entre sí.

2) ¿Cuántos participan hoy? ¿Los ciudadanos? ¿Qué tipos? ¿Existen asociaciones?

Actualmente hay 25 jardines para un área de 40 metros cuadrados cada uno y 5 jardines están asignados a asociaciones. En cuanto a los participantes, es difícil establecer un número, para los huertos educativos hablamos de 100 pero alrededor de estos jardines hay 70/80 niños y sus profesores y voluntarios de Legambiente y Casetta Rossa. Luego hay unas 10/15 personas dedicadas al jardín en rotación para las asociaciones ASINITAS y CEMEA, incluidos inmigrantes y asistentes y otras 10/15 personas entre discapacitados, padres y asistentes para el jardín asignado a Hàgape 2000. El terreno restante es asignado a ciudadanos individuales, máximo 3 por jardín. Como puede verse, el tipo de cesionarios es muy variado: parados, fondos integrados, jubilados, estudiantes, jóvenes, ancianos. A los cesionarios se unen familias con sus diversos miembros o amigos. Por tanto, es simplista contar a los participantes en el proyecto de esta manera, porque alrededor de los jardines está el interés y la asistencia de los habitantes del barrio y no, de los periodistas, de los fotógrafos.

3) ¿Podemos hablar del valor social del jardín?

Es una de las finalidades constitutivas del Huerto Urbano Garbatella y desde la cesión de los primeros 15 huertos en la primavera de 2010 se ha creado una especie de "sociabilidad espontánea" entre los jardineros, vinculada también a las necesidades comunes para la gestión de cada huerto, compostadores comunes que estimulan el encuentro, el conocimiento, los intercambios culturales. Los jardines acogen reuniones, meriendas, cenas, barbacoas y, si es necesario, se organizan cenas autofinanciadas para gastos comunes con la participación activa de los "jardineros". No faltaron cursos teórico-prácticos de permacultura, autoproducción de jabones naturales, juegos teórico-prácticos con niños. Todos estos son momentos de encuentro que incluyen a discapacitados e inmigrantes, y además de los eventos como festivales de árboles, Limpiemos el Mundo, festivales de primavera y muchas otras ocasiones.

Voluntarios de la iniciativa "Limpiar el mundo"

4) ¿Cuál fue el aporte público y privado?

¿La contribución pública? La firma del acuerdo para la gestión formal de toda el área, presentado al Ayuntamiento de Roma el pasado verano de 2011, se pospone continuamente. En cuanto a la Provincia, aprovechamos un préstamo que nos permitió instalar cajones para el riego de los jardines. Otros fondos vinieron del Maxxi de Roma que nos dio tierra fértil para 10 nuevos jardines y para el huerto y de Tecnogarden Service srl de Vimercate (MI) que nos entregó un camión de abono de su planta a pocos kilómetros de nosotros. . Por supuesto, la principal ayuda proviene del territorio, de personas que ofrecen sus habilidades y disponibilidad.

5) ¿Pueden los huertos salvar al territorio del consumo desenfrenado de la tierra?

Seguro. Con la presencia de ciudadanos que aprecian su utilidad. Y también a través de la información: artículos de prensa, revistas, radio, TV, sesiones de fotos, publicaciones, estudios universitarios, internet.

6) ¿Hay proyectos similares en otros lugares?

La asociación Zappata ha puesto en línea todas las experiencias de los jardines compartidos en Roma. Simplemente haga clic en www.zappataromana.net/ y encontrará todas las referencias útiles. Cualquiera que desee unirse puede ponerse en contacto con Luca D’Eusebio.

Zen alla Garbatella

7) Concluimos con un hermoso cuento de hadas de Garbatella

Voy a flash. No puedo pensar en una historia real.

Los niños de tercer grado que vienen a plantar ven brotar las plántulas después de la siembra y se sienten atraídos por el descubrimiento de los caracoles, con una delicadeza y una atención inimaginables. El asombro de los niños cuando las patatas salen del suelo y el compromiso de hurgar en la tierra para recuperarlas todas.

Los experimentos de jardines biodinámicos, el uso de compostadores, errores y correcciones, las intervenciones más dispares para proteger las semillas de la voracidad de los pájaros: espantapájaros, molinetes, redes, banderas de colores, un gallo de papel con cola que gira.

Y luego las vacaciones, los mejores momentos, cuando todos traen comida de casa al gusto. Está prohibido el uso de platos, cubiertos y vasos de plástico. Cada uno los trae de casa. Solo ofrecemos bruschetta y agua de la fuente, a veces vino. Por supuesto, antes de comer, todos trabajan para la disposición de las cosas comunes: desde la limpieza, hasta la disposición del seto, hasta la plantación de nuevos árboles en el parque. Juegos al aire libre para niños y adultos. Y luego canciones, bailes, información y confidencias.

Te recomendamos que también leas nuestro artículo: Permacultura: dónde y cómo practicarla.

Entrevista porMarta Abbà


Vídeo: Orti Urbani a Milano (Noviembre 2021).