Búsquedas

Viviendo en el verde: Pecoranera en Carnia


Viviendo en el verde, y pensar de manera integral: Devis Bonanni ha elegido, y Monica también, y hoy en Raveo, en la provincia de Udine, lideran un sencillo y bajo impacto ambiental, minimizando el desperdicio de energía pero sin perder nada que no sea necesario. Su proyecto de vida se llama Pecoranera, y demuestra que vivir en el verde no son ermitaños en absoluto, son la prueba, y muchos jóvenes los visitan por períodos de trabajo a cambio de hospitalidad.

1) ¿Cuándo y cómo surgió la idea de este proyecto? ¿Viste hoy lo que "perdiste" y lo que "ganaste" al hacerlo?
En 2002 encontré un artículo que hablaba de agricultura y autosuficiencia alimentaria y energética. Se ilustró la granja de los sueños, la que dibujamos de niños, soñando vivir en el verde. Obviamente buscaba algo: tenía 18 años y sentí el fuego del compromiso político y social. En esa pequeña utopía de color vi una propuesta más allá de la protesta. También gracias a esta elección dejé de pensar en términos económicos por pensar holísticamente.

2) ¿Qué inversión inicial hizo? ¿Qué fue más difícil al principio?
Teniendo en cuenta que ya tenía un techo sobre mi cabeza, estimo que se necesitaron 5.000 euros por persona para iniciar la agricultura de autoconsumo, de los cuales 4.000 euros por 2000 metros cuadrados de terreno, en la montaña, y el resto en semillas, plantas y herramientas. Sin embargo, la mayor dificultad no fue económica, sino superar las cárceles mentales. El filósofo R.W. Emerson escribió: “Creer en el propio pensamiento, creer que lo que es cierto para ti, personalmente para ti, también es cierto para todos los hombres, aquí está la genialidad. Da voz a la convicción latente en ti, y cobrará un significado universal ”. ¿Somos capaces de seguir nuestro genio hasta el final?

3) ¿Es usted autosuficiente hoy? ¿Qué produce? ¿Utiliza métodos particulares?
Cuando me siento a la mesa y miro mi plato, puedo decir que siempre encuentro dos o tres cosas que vienen de nuestra tierra, y solo una que ha sido comprada. Por ejemplo, una cena podría ser una ensalada de gorra, con huevos, rábanos y frijoles. Solo se compraría la harina para hacer pan. Somos capaces de auto-repostaje frutas y verduras, patatas y frijoles, harina de polenta y, próximamente, también cereales como la cebada y el trigo. Obviamente cultivamos con el método orgánico y tratando de seguir el principios de la permacultura. Sin embargo, lo más difícil sigue siendo este vicio de "hacer que la Tierra regrese" en lugar de dar gracias por cada comida que se nos da.

4) Desde el punto de vista energético, ¿cómo te manejas?
Dices Carnia, dices bosque: aquí sí vive en el verde. Calentamos la casa y el agua doméstica solo con madera que cortamos nosotros mismos. En la casa de huéspedes también tenemos un sistema micro fotovoltaico pero donde vivimos estamos conectados a la red. Creo menos en las energías alternativas y mucho en el ahorro energético: con algunos trucos y menos basura eléctrica se puede consumir muy poco.

5) ¿Cómo podemos encontrarte? ¿Quién suele llegar?
Los procedimientos son los de Woofing. Comida y alojamiento a cambio de cuatro a seis horas de trabajo en el campo o en el bosque. Muchos jóvenes pasan por aquí: quizás se están dando cuenta de que este mundo globalizado y tecnocrático no tiene respuestas para todos.

6) ¿Hay otras realidades como la tuya con las que estás conectado? ¿Podrías convertirte en una eco-aldea?
El término ecoaldea es un término difícil y ya mal entendido. Es difícil porque trae a colación el aspecto de compartir: ¿somos realmente capaces de hacerlo? Se tergiversa porque ya se adjunta a lugares que son en su mayoría vecindarios construidos en edificios ecológicos, o incluso eco resorts. Indica un objetivo lejano. Podemos contar con los dedos de una mano las experiencias italianas que podrían definirse como tales con razón. Buscaría un término más moderno, menos estático. Algo que indica tanto un componente ecológico como de interconexión entre las personas. Fluidez de acción y capacidad para detenernos y reflexionar sobre nuestra condición. invitados del planeta tierra. ¿Puedes darme una mano?

7) ¿Tiene planes de futuro para expandir su negocio o cambiarlo?
Hemos tenido una enorme suerte. Hemos hecho mucho gracias a unas condiciones favorables. Nos gustaría ser un punto de apoyo para quienes deseen emprender un camino similar en nuestro entorno. ¿Queremos utilizar un término fuera de lugar? Una especie de incubadora de start-ups utópicas-revolucionarias. Estamos adquiriendo todo lo que también puede ser útil para otros: semillas, plantas, conocimientos, maquinaria, contactos. Los interesados ​​saben dónde encontrarme.

Artículos relacionados que te pueden interesar: Permacultura: dónde y cómo practicarla.



Vídeo: La nostra amica Robbie 8x09 - La pecora nera (Octubre 2021).