Búsquedas

Consejos y trucos sobre los huevos


Los huevos son un alimento con un valor nutricional muy elevado, especialmente a nivel proteico: dos huevos equivalen a unos 100 g de carne o pescado. Sus virtudes son indiscutibles; la única duda puede surgir al evaluar su frescura u origen. A continuación, se ofrecen algunos consejos y trucos para aprovechar al máximo los huevos.

¿Cómo saber si los huevos están frescos?

Una técnica eficaz es colocar el huevo en un cuenco con agua con sal: si el huevo se queda en el fondo de forma horizontal, significa que está fresco; si permanece a la mitad verticalmente, es lo suficientemente frío; si sale a la superficie, tiene más de 6 semanas y es preferible no comerlo.


Otra técnica consiste en agitar el huevo: si no se oye ningún ruido, significa que el huevo está fresco; si sientes el desplazamiento de la yema y la albúmina, significa que ya es vieja.
Puede comprobar la frescura de los huevos incluso cuando los descascara: si la yema está bien redondeada y encerrada en la clara, es fresca; si la yema parece plana y la clara de huevo es aguada, ya tiene varios días.
Ni siquiera te fíes de los huevos que tienen cáscara brillante; ¡Es un signo de falta de frescura!
El color no es síntoma de la juventud o vejez del huevo: el color de la yema viene dado por el tipo de alimentación de la gallina; el color del caparazón, en cambio, de la raza del animal.

Otro aspecto a considerar es el origen de los huevos: ¿son orgánicos? En este sentido, le remitimos al artículo "Huevos, códigos de clasificación y trazabilidad"

Recomendación importante: a la hora de cocinar el huevo es preferible lavar la cáscara con agua y amuchina, para esterilizar la superficie y eliminar las bacterias. Esta atención es especialmente necesaria para los huevos comprados a granel en el mercado o al agricultor.

¿Cómo almacenar los huevos?

Para evitar sorpresas desagradables como la Salmonella, es preferible que los huevos se queden en su envase, cuidando de ponerlos lejos de frutas y verduras. Si prefiere sacarlos del envase, colóquelos boca abajo en el frigorífico, evitando cambios bruscos de temperatura: de esta forma se mantendrán unos 20 días (temperatura + 4 ° C); si se refrigeran a -1 ° C, pueden conservarse hasta 6 meses. A temperatura ambiente la situación cambia: en invierno duran de 10 a 15 días; en verano como máximo 4 o 5.
Deben guardarse en la nevera sin lavarlos. Si el caparazón está dañado o roto, deséchelos. Lo mismo aplica si al abrirlos encuentras en su interior la famosa gota de sangre: hay que tirarlos.

Cómo cocinar huevos, información útil.

  • Si la cáscara del huevo está rajada, poner un poco de vinagre en el agua de cocción para evitar que se disperse la clara.
  • Si agrega sal, la cáscara será más resistente y por lo tanto no se romperá.
  • Para elaborar cremas como el mascarpone o la mayonesa, por tanto crudas, es preferible pasteurizarlo para evitar cualquier posible riesgo para la salud. Para pasteurizar los huevos, basta con romper el huevo y calentarlo al baño María a 60 ° C, trabajando con un batidor.

¿Cómo disfrutar plenamente del sabor del huevo, salvaguardando sus propiedades nutricionales?

Los nutricionistas sugieren huevo cocido o huevo escalfado.
Para preparar el huevo duro, simplemente sumérgelo en agua fría y, cuando el agua empiece a hervir, déjalo cocer exactamente siete minutos.
Para preparar el huevo escalfado, basta con poner un poco de agua junto con una gota de vinagre en una olla alta y estrecha. Después de hervir el agua, agregue el huevo que, en unos 30 segundos, volverá a la superficie. En este punto lo tomas con un cazo agujereado y ya está listo para servir.

Los huevos se pueden cocinar de muchas formas…. lo importante es evitar freírlos o condimentarlos con grasas adicionales.

Usted también puede estar interesado en



Video: 35 MANERAS LOCAS DE COCINAR HUEVOS (Octubre 2021).