Búsquedas

Cómo elegir un congelador



La compra de un congelador debe estar bien pensada: hay muchos factores a tener en cuenta, recuerda que esta elección no solo dependerá de la conservación y tu comida sino también del consumo energético.

Los congeladores varían según la capacidad, la eficiencia energética y las características ofrecidas. En este sentido te ilustraremos cómo elegir un congelador, brindándole información muy útil.

Cómo elegir un congelador, información útil

  • Opte por los modelos de descongelación automática o semiautomática: evitan el inconveniente de tener que detener el funcionamiento del aparato que, al reiniciar, consume más energía
  • Verifique el grosor de las paredes y la puerta o tapa; Evite los aparatos demasiado ligeros, ya que dispersan más el frío con el consiguiente gasto energético.
  • Preste atención al ruido: el congelador funciona continuamente, por lo que es importante que esté en silencio. Fíjate en los decibelios: es cierto que los congeladores de nueva generación son bastante silenciosos pero es mejor ser previsor
  • Prefiera los modelos equipados con un botón para congelar rápidamente los alimentos
  • Coloque el congelador en la parte más fresca de la cocina y, en todo caso, alejado de fuentes de calor o ventanas, asegurándose de dejar un espacio de al menos 10 cm entre la pared y la parte trasera del aparato. Estos electrodomésticos también se pueden colocar en el sótano.
  • Asegúrese de que la superficie sobre la que se coloca el congelador esté perfectamente nivelada: equípese con un nivel de burbuja y verifique si el congelador está nivelado. Una ligera diferencia de altura puede provocar ruido y un mayor consumo
  • Si el aparato no está equipado con descongelación automática, descongele las paredes internas cuando la capa de hielo tenga unos 5 mm de espesor. Un mayor grosor elimina más frío del interior y reduce el volumen disponible
  • Al menos una vez al año, limpiar el condensador que se encuentra en la parte trasera del congelador y que sirve para dispersar el calor producido por el aparato. Esta operación garantizará una mayor eficiencia del congelador y, en consecuencia, evitará un aumento del consumo. Esta operación debe realizarse después de desconectar el enchufe.
  • Controlar periódicamente que las juntas de goma de la puerta o tapa estén siempre en buen estado, cuidando de reemplazarlas si están desgastadas o aplastadas
  • Para la limpieza interna y externa, use solo los productos recomendados en el folleto de instrucciones ya que cada material requiere detergentes específicos. En cualquier caso, puede confiar en productos naturales fácilmente disponibles en casa. Puedes preparar una solución a base de vinagre y agua con bicarbonato: 1 litro de agua, 200 ml de vinagre y una cucharada de bicarbonato de sodio. Para más información lea "Cómo limpiar el frigorífico con remedios naturales"
  • Una vez al año, apague el aparato, vacíelo por completo y límpielo con cuidado.