Búsquedas

Embarazo de gato: cuánto dura


Embarazo de gatos: dura unos sesenta días y cada gato, doméstico y mediano, puede producir 4 o 5 gatitos a la vez. LA siamés son un poco más proliferativos y tienen una gestación más larga, mientras que yo Persas son menos fértiles, pero estos son los tiempos para embarazo de gatos. Ante los primeros signos - luego veremos cuáles - es necesaria una visita prenatal, generalmente recomendada dos o tres semanas después de la concepción: de esta manera el veterinario puede ayudarnos recomendando cambios en la dieta o suplementos.

Embarazo de gato: cuánto dura

Allí embarazo de gatos, contando los días desde la concepción hasta el nacimiento, es en promedio 65, para ser precisos, aunque la naturaleza sea creativa, se puede indicar que el parto generalmente ocurre entre 63 y 69 días posterior al apareamiento. Si los cachorros nacen antes de los 60 días, existe un grave riesgo de que no sobrevivan ya que son físicamente demasiado inmaduros.

Los tiempos de embarazo de gatos se escanean incluso antes del nacimiento: del día 21 al 25, por ejemplo, es hora de una ecografía mientras que antes no se veía nada. No se haga la ilusión de que todavía puede saber, incluso en ese momento, la cantidad de gatitos. Para esa certeza hay que esperar hasta el día 45 de embarazo de gatos, cuando los huesos se osifican.

El 45 es también el día recomendado para madre gato comer croquetas a propósito, que garantizan un correcto aporte energético, también de cara a la lactancia, con la menor obstrucción intestinal posible.

Siempre podemos hablar de tiempos, por el embarazo de gatosLlegó el momento clave: la velocidad con la que nacen los gatitos varía de dos a seis horas. No es una "emisión constante": los primeros nacen más rápido, en media hora, los segundos parecen demorarse, en verdad deben tener tiempo para descender por el cuerno uterino.

Embarazo de gatos: los días anteriores

Demos un paso atrás ahora y veamos qué sucede unos días después de la conclusión de la embarazo de gatos. Unos días después de dar a luz, la gata se vuelve más inquieta, asume un comportamiento maternal, muestra un enrojecimiento anormal de los pezones. Es hora de preparar la canasta para que ella dé a luz: suave y llena de cosas que le gustan.

Son mantas, trapos, telas, peluches: debe estar a gusto, serena. A efectos puramente prácticos, el borde debe ser bajo para permitirle entrar cómodamente, pero alto para que los gatitos no se escapen. Las controvertidas indicaciones de la embarazo de gatos

Todavía no hay pruebas de laboratorio para diagnosticar embarazo de gatos, pero cuando las señales, y el veterinario, dicen que hay poco, además de proveer para cesta nido, Es mejor no dejar salir al gato y, en casa, cerrar cajones, alacenas, alacenas. Incluso la canasta más hermosa podría de hecho preferirse a algún otro lugar más original para parir: se sabe que a los gatos les encanta tomar decisiones independientes.

Un día antes de dar a luz, los signos se vuelven muy evidentes: la temperatura baja un grado, la gata es cariñosa, a veces puede perder el apetito. Si todo vuelve a la normalidad después de la entrega, no se preocupe, de lo contrario notifique al veterinario.

Embarazo de gato: parto

Con algunas diferencias y muchas afinidades con el humano, el embarazo de gatos tiene lugar de una manera perfectamente natural. El cuello del útero se dilata, los músculos del útero comienzan a contraerse, la respiración se vuelve más frecuente, el gato puede ronronear o jadear con la boca abierta. Luego se rompen las aguas, las contracciones se hacen más frecuentes y en un momento aquí están los gatitos.

En esta etapa del embarazo de gatos, la madre puede estar de pie o tumbada de lado, depende, no hay otra posición recomendada que la que ella decida. Quién asiste al embarazo de gatos Hay que comprobar que a cada gatito nacido le corresponde una placenta expulsada, si queda alguna, podría generar infecciones.

Los gatitos pueden presentar cabeza o trasero, el parto de nalgas no crea problemas como los humanos, sino que surgen complicaciones en el embarazo de gatos si el bebé tiene la espalda de lado o si es muy grande. Generalmente en el embarazo de gatos la madre rompe el saco amniótico y el cordón umbilical, lamiendo al bebé para hacerlo respirar. Si no lo hace, debemos ayudarla masajeando de forma vigorosa pero suave a los pequeños, especialmente en nariz y boca.

Embarazo de gato: complicaciones

En embarazo de gatos Puede haber situaciones en las que se recomienda, si no se recomienda encarecidamente, contactar a su veterinario inmediatamente. Por ejemplo, si al final del embarazo de gatos mamá muestra fugas de líquido verdoso en cualquier etapa. El rojo está bien siempre que no sea demasiado abundante.

También la ausencia de contracciones durante embarazo de gatos, o presente pero muy débil, es una anomalía que se debe informar al veterinario así como el hecho de que la gata, después de dar a luz, continúa respirando demasiado rápido o jadeando en exceso. Una complicación bastante frecuente es que el gatito se atasque en el canal de parto transcurriendo demasiadas horas desde el nacimiento del anterior.

Embarazo de gato: lactancia

Los gatitos nacen, rociaron la casa con lazos azules y rosas, los embarazo de gatos se acabó pero la madre gata tiene sus asuntos. Alimente a los gatitos generalmente durante unos cincuenta días después embarazo de gatos. Luego está el destete a partir de la cuarta semana. Puede suceder que, a pesar de la embarazo de gatos transcurre sin problemas, la madre no puede amamantar a los gatitos: la alimentación artificial se realiza sin que nada comprometa la infancia y la salud de los recién llegados al mundo.

Si te gustó este artículo sobre animales, sigue siguiéndome en Twitter, Facebook, Google+, Pinterest y… ¡en otros lugares tienes que encontrarme!

Artículos relacionados que te pueden interesar:

  • Embarazo histérico de perro: síntomas y que hacer
  • Gato enojado: cómo calmarlo
  • Los gatos también sueñan
  • Gatos de apareamiento
  • Parto del gato


Video: Diana ya no quiere ser una niña. El que tiene boca, se equivoca. Como dice el dicho (Noviembre 2021).